Su relieve es sumamente accidentado, agreste y quebrado, tanto el sector izquierdo, construido por los derrames occidentales de los Montes de Camarena y Javalambre, como el derecho, formado por las estribaciones finales levantinas de los Montes Universales, rugosas ambas superficies hasta su final en el lecho del río.

 

            Tal perfil origina abundantes barrancas y picachos, gargantas profundas y elevadas crestas, abruptos desfiladeros y abismales precipicios, con alturas dignas de mención, tales como Prado de la Peña (1.103 m.), Pico del Tormo (1.168 m.), junto al tifinio con Tramacastiel-Villel, dan innominadas alturas frente a Peña del Cid (926 y 1.002 m.), Peña Grajera (881 m.) en cuya concavidad, llamada Cueva del Gato, se ubica parte de la urbanización al sur del pueblo, Puntal del Cinglo, al oeste de la urbe (859 m.), Cerro de la Olla (772 m.), Pico de los Algezares (837 m.), El Mortero (756 m.) en el centro de la urbe, donde se hallan vestigios del desaparecido castillo, todo ello a occidente del Turia.

 

            Entre los muchos de la parte occidental citaremos únicamente la mentada Peña del Cid (926 m.) y su innominado gemelo, poco más al sur (848 m.), Ceñajo (961 m.), Coscoja (1.004 m.), en el mismo límite norte, El Morrón (1.076 m.), Hontanares (1.200 m.), Taleros (1.116 m.), Bolage (1.096 m.), Los Gramonosos (890 m.), Pajar Blanco (1.078 m.), junto al Barrio de la Azufrera, una altura de 1.071 m.. El Cerregüele (1.197 m.), Pico de Santa Bárbara (1.281 m.), que sirve de mojón con Villel y Riodeva, etc.

.
 

OFERTA 10% Dto:

  • Visitantes Javalambre

CONTACTO:

 TARIFAS:

  • 25 - 29 € / Persona con desayuno
  • Cama supletoria 15-20 €
  • Precios especiales a grupos
  • Menu: 12 €